Atención gratuita 950 479 137 y 625 478 892

EL REGLAMENTO EUROPEO 650/2012 DE SUCESIONES Y DE CREACIÓN DEL CERTIFICADO SUCESORIO EUROPEO

La situación de la sucesión de un extranjero en España, o lo que es lo mismo, una herencia internacional, cambió sustancialmente en agosto de 2015 con la entrada en vigor del nuevo Reglamento Europeo 650/2012 que, a priori, facilitará resolver y gestionar las sucesiones de extranjero en España. En esta entrada analizamos brevemente uno de los grandes cambios, poniendo un ejemplo para su perfecta comprensión.
Si un señor inglés, con bienes en Inglaterra y en España, con dos hijos, fallece en España ¿qué ley debemos aplicar? ¿Ley española? ¿Ley inglesa? ¿Otra?

Hasta el 17 de agosto de 2015, si un extranjero fallecía en España con residencia habitual en este país, se aplicaba, según nuestro código civil, la ley de su nacionalidad a la sucesión. Por ejemplo, si un inglés fallecía en Alicante, se aplicaba la ley inglesa. Esto es importante ya que en el derecho inglés existe libertad de testar y no es obligatorio dejar una parte de la herencia a herederos concretos como sucede en nuestro derecho con las legítimas.
En este caso, si sus herederos no llegan a un acuerdo con la herencia, podrían ir a juicio en España, pero es muy importante tener en cuenta que la resolución española pueda hacerse valer en su país, (en nuestro ejemplo, en Inglaterra) si quieren que tenga efectos en el mismo (por ejemplo, porque tengan bienes allí y resulte más económico litigar en España por la totalidad).
Desde el 17 de agosto de 2015validez-del-testamento, con la entrada en vigor del Reglamento EU 650/2012 sobre sucesiones internacionales, si un extranjero fallece en España con residencia habitual en este país, se aplicará la ley española automáticamente, a menos que previamente a su fallecimiento, haya elegido (por escrito) la ley de su nacionalidad. Esto significa que a la herencia del señor inglés que fallece en Alicante, donde residía desde hace años, se le aplicará el derecho español, con lo que se vería obligado a respetar nuestras legítimas. Para evitar eso, lo que debería es hacer un testamento eligiendo la ley aplicable con los requisitos que exigirá el nuevo Reglamento.
El Reglamento se aplica a todo lo relacionado con las sucesiones mortis causa, excluyéndose de forma expresa las cuestiones fiscales y administrativas, así como las civiles relativas al estado civil, la capacidad jurídica, los regímenes económicos de los matrimonios, las donaciones, el derecho de sociedades, los derechos reales y la inscripción registral de los derechos sobre bienes muebles o inmuebles.
De forma general, son competentes para conocer las cuestiones sobre la sucesión de una persona los Tribunales del Estado miembro en el que el causante tuviera su residencia habitual en el momento del fallecimiento.

El Reglamento crea el Certificado sucesorio europeo que se expedirá por un Estado miembro para que surta efecto en otro estado miembro. Su finalidad es certificar la cualidad y los derechos de los herederos y legatarios, la adjudicación de bienes de la herencia y las facultades de los ejecutores, albaceas y administradores de la herencia.
El certificado surtirá efecto en cualquier Estado miembro de forma automática, sin necesidad de ningún procedimiento especial. El causante puede decidir que la Ley aplicable a su sucesión sea la de su nacionalidad, manifestándolo de forma expresa en su testamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies