Atención gratuita 950 479 137 y 625 478 892

Muchas veces te has planteado ciertas cuestiones que tal vez por desconocimiento o por vergüenza no has conseguido resolver. Desde Defensoris queremos resolver de antemano todas las dudas por mínimas que sean.
Algunas de ellas podrían ser las siguientes:

Voy a comprar un coche de ocasión, ¿Cómo puedo saber saber que multas tiene?

En primer lugar, tendrás que presentar la matrícula del coche que vas a comprar en la Jefatura Provincial de Tráfico, para que te den un informe detallado sobre el vehículo.
Si lo que te interesa es conocer si el vehículo está embargado, tendrás que acudir al Registro de Bienes Muebles y solicitar también un informe sobre el coche en cuestión. Con esta documentación, también sabrás si el anterior propietario tiene plazos pendientes de pago o una reserva de dominio de una financiera o un contrato de leasing que aún no haya finalizado.
Antes de realizar el pago del coche, es fundamental que el vendedor te dé el recibo del impuesto municipal de circulación del año en curso. Así, te asegurarás que el pago de los impuestos está en orden.

Quiero divorciarme y tengo dos hijos, ¿cual es el siguiente paso?

Lo primero que debes saber es la diferencia entre separación y divorcio.
La separación judicial consiste en una autorización otorgada por el Juez, mediante sentencia, a los cónyuges para que puedan vivir separados, pero sin que se posibilite con ella que los cónyuges vuelvan a contraer nuevo matrimonio. Con el divorcio, el vínculo matrimonial se disuelve, y los cónyuges pueden volver a contraer matrimonio.

Para divorciarse, hay que interponer una demanda de divorcio ante un Juzgado de Familia y esto debe hacerse obligatoriamente con intervención de un abogado y un procurador.
A la demanda se le deben adjuntar algunos documentos, como un certificado de la inscripción del matrimonio que se rompe. Previamente habrán pactado un convenio regulador ajustado a derecho; es decir, no sea dañoso para los hijos o gravemente perjudicial para uno de los cónyuges.

No dudes en pedir presupuesto de lo que te va a costar, ya que a pesar del concepto preconcebido que se tiene de lo costoso que es este servicio, en la actualidad la libre competencia del mercado hace que el precio de los procesos judiciales se haya ajustado considerablemente.

¿Debido a mi situación económica no puedo hacer frente a la pensión de alimentos de mis hijos, que me puede ocurrir?

Lo primero que se ha de hacer en estos casos es solicitar una modificación de medidas, para que esa pensión de alimentos se adapte a tu situación económica.

Por otro lado podría ocurrir que recibieses una denuncia por un delito por impago de pensiones regulado en el art. 227 del Código Penal:
» El que dejare de pagar durante dos meses consecutivos o cuatro meses no consecutivos cualquier tipo de prestación económica en favor de su cónyuge o sus hijos, establecida en convenio judicialmente aprobado o resolución judicial en los supuestos de separación legal, divorcio, declaración de nulidad del matrimonio, proceso de filiación, o proceso de alimentos a favor de sus hijos, será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a 24 meses.»

¿Me puedo negar a que me realicen la prueba de alcoholemia?

En caso de negativa a efectuar dichas pruebas por las personas requeridas, el agente podrá proceder a la inmediata inmovilización del vehículo e igualmente procederá a la imputación de un presunto delito de desobediencia a la autoridad recogido en el art 556 del Código Penal castigado con la pena de prisión de seis meses a un año.

Me han despedido ¿Qué puedo hacer?

El trabajador/a que haya sido despedido por el empresario y no esté de acuerdo con esa decisión, deberá proceder, a interponer la correspondiente Papeleta de Conciliación ante el servicio de mediación correspondiente , y ello en el plazo de veinte días desde la notificación del despido. Dirígete a nuestro despacho para que comencemos con las actuaciones.

¿Qué significa la custodia compartida y qué conlleva?

En este sistema los hijos convivirán con su padre y con su madre durante los periodos de tiempo que al efecto se fijen. Con este régimen ninguno de los dos cónyuges tendrá que pagar al otro una pensión de alimentos ya que ambos comparten los gastos de sus hijos.

¿Necesita hacernos una consulta?

Póngase en contacto con nosotros y en breve recibirá contestación personalizada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies